NEGOCIOS FAST FOOD PERUANOS EN LA CALLE

Si entendemos que los reyes de los fast food son los gringos (USA), podemos decir que los peruanos también tenemos nuestro peruvian fast food o si no quieres usar estos términos gringos de uso cotidiano en el marketing, podemos llamarlos simplemente ambulantes de comida. Sí, estos negocios que ubicamos a diario en las calles donde podemos tomar desayuno, almorzar o degustar un antojo al paso. Resalta mucho la identificación que se tiene de este tipo de emprendimiento en el Perú, ya que pueden ser denominados por tu grupo de amigos como, la tía veneno, el tío bigote, la señora de la tripita, el emolientero, los agachados, y demás adjetivos que utilizan según la creatividad del que decide hacer la denominación. Estos denominativos que se usan, varían de acuerdo a la afinidad que tenga el cliente con la persona del negocio, o tal vez porque el mismo negociante decide llamarse así o porque simplemente necesitamos generar una identificación del lugar en mención, y para eso la “chispa” está a la orden del día.

Estos negocios ambulantes son parte de la cultura del emprendimiento peruano y latinoamericano en general, que se dan tanto de manera formal e informal, lo cual no repercute en la creatividad del emprendedor, quien con el fin de ofrecer su producto/servicio (ya que es una combinación de ambos) sale a la calle para que el comensal de a pie se deleite con tan peculiar oferta de negocio.

 

Es así que decidí buscar en las calles de Lima a los negocios icónicos de comida y también a los más llamativos visualmente, con lo cual me pude dar cuenta de que, haciendo o no un plan de marketing, muchas veces el emprendedor lanza al mercado un producto digno de replicar por cualquier gran empresa. Citaré a los más recurrentes para hacer un listado de la variedad de tipos de negocios de comida al paso que hay en Perú:

  • Puesto de emoliente: Vende desayunos completos como maca, quinua, soya y otras bebidas calientes con distinta variedad de panes.
  • Ceviche al paso: Se encuentran de todo tipo, siendo la principal característica que sean de pescado y pota.
  • Dulces tradicionales: Acá encontramos la famosa mazamorra morada, arroz con leche, picarones, crema volteada, churros y demás dulces.
  • Vendedores de frutas: Típico vendedor que vende piña o sandia en rodajas y jugo de naranja o toronja recién preparado (tengo que admitir que estos son de mis preferidos y los busco constantemente).
  • Puestos de huevitos de codorniz: ¿No me digas que no has comido los 5 o 6 huevitos por un sol? Si no lo has hecho, fracasaste como cliente potencial de un ambulante de comida al paso peruana, así que pruébalos para que le cuentes a tus nietos.
  • Comidas al paso: En este caso se podría hacer una lista sinfín porque he visto de todo; como arroz chaufa, arroz con pollo, chanfainta, lomo saltado y demás platos de la comida peruana. Aunque últimamente también se ven negocios de comidas extranjeras de distintas partes del mundo.
  • Carpas de sopa: Estas son muy comunes en los alrededores de lima metropolitana y las más recurrentes son el típico caldo de gallina y el caldo de cabeza de cordero.
  • Carretillas de comida rápida: Estos son los que se compra para picar rápidamente como un antojo a cualquier hora del día. Entre estos hay papa con huevo, choclo con queso, higadito frito y demás potajes que cuando sales del estadio, de un concierto o de la discoteca decides comer rápidamente para que el sentimiento de culpa no te destruya.

Podríamos seguir con la lista y creo que no acabaríamos nunca, así que terminaré mencionando a algunos destacados que encontré en mi ruta de la aventura culinaria del marketero con calle.

 

Peruvian fast food: Causa limeña marca “Aquí me quedo” en Lima, Perú.

 

Pude ver un puesto que vende causa (preparado en base a una masa de papa, rellena de pollo y verduras) que tiene 3 puestos idénticos en el distrito de San Juan de Lurigancho, exactamente en la zona llamada “La Hacienda” reconocida por ser una zona muy comercial del distrito. Todos con el mismo formato y una marca claramente definida: “Aquí me quedo”, una buena exhibición y un producto que no puedes dejar de probar. Definitivamente este negocio dio un paso más allá del resto, con una propuesta muy atractiva y un precio asequible de 3 soles que permite comprarlo sin dudar, cerrando su oferta con su respectiva chicha heladita (¡que más le puedes pedir a la vida!).

 

Peruvian fast food: Puesto de ceviche en Lima, Perú

 

Además, como detallaba en la lista, están los puestos de ceviche, cada vez más completos ofreciendo una propuesta digna de una gran multinacional con su portafolio de productos. Este puesto ofrece en sus típicas bandejas de fierro enlozado ceviche de pescado o pota, chaufa de mariscos, chanfainita, chicharrón de pota, chilcano y demás platos que el emprendedor considere un complemento perfecto para el plato de ceviche. Las bandejas están colocadas normalmente en diagonal en la vitrina, dejando ver a detalle el plato a degustar, corroborando que una buena exhibición te ayudará a cerrar cualquier venta.

 

Peruvian fast food: Chancho al Palo en Lima, Perú.

 

No quiero dejar de citar a un negocio que en los últimos años se ve con mayor frecuencia, y que al estar en ese proceso de crecimiento, también saltó a las calles. Estoy hablando del espectacular Chancho al palo. Y lo denomino espectacular porque es de muy buen gusto, aunque eso se debería de tratar por un especialista culinario, pero me atrevo a decir que es un plato que forma parte de la tradición peruana. Debido a su forma de preparación, lo llamativo de su exhibición y su presentación en el plato, volverlo un peruavian fast food, es una decisión acertada, al no pasar desapercibido haciendo girar la vista y generar esa salivación a cualquier transeúnte que pase cerca del negocio. Este negocio también lleva una marca, llamado “La tía María”, que cuenta con un par de stands de comida en el emporio comercial de Gamarra, La Victoria.

Luego de buscar variados negocios de comida, y subir 5 kg de tanto ir probando en todos lados, decido cerrar el articulo porque si sigo con mi investigación atento con mi plan verano 2017 en la playa agua dulce de Chorrillos en Lima, donde dicho sea de paso estoy pensando que potaje vender para competir con estos emprendedores denominados los peruavian fast food.

¿Y cuál es tu peruvian fast food preferido?

Espero tus comentarios y si gustas escríbeme a habla@marketeroconcalle.com

Comentarios

comentarios